Educación y Libertada Académica

Las/os integrantes de la Mesa de Educación y libertad académica expusieron un contexto situacional donde expresan que las mujeres en su mayoría, tienen una participación activa casi generalizada desde preescolar hasta la universidad como educadoras, debido al proceso de socialización de género, las niñas desde la más tierna edad son educadas para educar pero no participan activamente en el rol de las organizaciones y dentro de las estructuras jerárquicas de poder como consecuencia de un sistema patriarcal instituido culturalmente, esto constituye en la práctica, una violación al derecho  de participación de las mujeres a los cargos de poder y toma de decisión.

Dentro de la universidad, aprecian lo que los integrantes de la mesa consideran “abuso” de la libertad de cátedra, cuando profesores utilizan el poder que les otorga su condición para acosar y reprimir a las estudiantes, quienes efectúan en algunos casos la denuncia sin lograr que sean procesadas por parte de las autoridades ante  los entes correspondientes. La discriminación no es solo por razones de sexo, también han ocurrido situaciones que implican discriminación por razones de clase dentro de los espacios de la institución, lo cual representa una flagrante violación del derecho a la igualdad de oportunidades.

Se aprecia falta de solidaridad entre las estudiantes y mujeres que hacen vida en la universidad  para la organización y lucha por el respeto entre las mismas.

La mesa considera que hay una mala interpretación de las leyes que amparan a los niños y niñas, adolescente, por parte de los docentes, el desconocimiento y falta de compresión y dominio de la Ley han traído dificultades de respeto entre la relación padre representado y docente, causando un silencio hacia la disciplina. El personal docente ha siente que ha perdido autoridad ante diferentes entes por la represión, que en vez de defender y velar a los ciudadanos(as) por la falta de respuesta ante el manejo de equilibrar los derechos y deberes de todos.

El sexismo estructural de la sociedad se expresa a través de conductas machistas de las figuras de autoridad de la tanto de los entes gubernamentales como dentro de la universidad, la dominación y actitudes autoritarias atentan contra la libertad académica. Los méritos y reconocimientos no tienen el mismo valor en cuanto al género, siempre o casi siempre existe la discriminación hacia la mujer para reconocer sus méritos académicos.

La Ley de Educación tiene una concepción patriarcal de la sociedad y de allí permea toda una serie de consecuencias para la estructura educativa del país y su funcionamiento. En la actualidad se aprecia un adoctrinamiento del pensamiento crítico, que impone, reproduce y refuerza un dogma único dominación masculina que anula la libertad y el debate. Aprecian que ocurre una desvalorización dentro las organizaciones, instituciones del sistema educativo para procesar las denuncias y estudiar las propuestas que se presenten en pro de mejorar la calidad educativa.

Propuestas:

  1. Las familias deben educar en igualdad de género desde los inicios en su seno para promover el cambio cultural que elimine los estereotipos y los roles de género dentro de las sociedades.
  2. Fortalecer de igual manera los valores del género femenino en igualdad sin discriminación.
  3. Fortalecer desde el preescolar la educación de valores, igualdad de género, derechos sexuales y más allá, desde la familia para promover la tolerancia, el respeto a las diferencias y la igualdad de género.
  4. El sistema educativo vuelva a tomar el norte de su pedagogía para la formación del ser humano.
  5. Crear mecanismos de organización gremial que permita promover iniciativas legislativas construidas desde el seno del magisterio donde sean los mismos docentes quienes propongan alternativas que garanticen el ejercicio real y efectivo de sus derechos.
  6. Formación continua y permanente de los decentes que les permitan estar al día en los avances educativos, permita la actualización de conocimientos en las tendencias educativas a través de una red de investigación y formación que logre mejoras en la calidad del trabajo de los docentes y en consecuencia, contribuya a formar de mejor manera al estudiantado.
  7. Formar una red estadal de docentes para lograr el trabajo conjunto en la lucha por los derechos del gremio.

Integrantes de la mesa de trabajo:

Carmen Cecilia Belandria (Colegio de Profesores de Mérida)

Edda Samudio (Cátedra de la Mujer ULA)

Eulalia Duque (Colegio de Profesores de Mérida)

Haydee Luna (Colegio de Profesores de Mérida C.L.P.)

Juan Quintero Niño (Cátedra de la Paz y DDHH de la ULA)

Leonardo Rujano (Doctorado de Filosofía de la ULA)

Luz Mary Sosa A. (Colegio de Profesores de Mérida)

Mayda Hocevar (Observatorio de DDHH ULA)

Oriana P. Volcán A. (Estudiante de Historia, Cátedra de la Mujer ULA)

Yanire Yamileth Chacón Vivas (Doctorado en Ciencias Humanas ULA)