Salud de las Mujeres – Propuestas

Propuestas:

  • Preparar, desde el sector mujeres, de principios rectores específicos para generar propuestas con perspectiva de género donde se visibilice el daño desproporcionado de la crisis sobre niñas, adolescentes y mujeres:
  1. Desagregando información por géneros
  2. Proponiendo mecanismos de protección que faciliten el rol de mujeres frente a la crisis.
  • Elaborar y presentar ante los entes implicados, una Agenda Humanitaria (legislativa y política) urgente, que refleje, denuncie e interpele al Estado venezolano en las instancias nacionales e internacionales relevantes por la violación de los derechos fundamentales de la población femenina. Esta agenda deberá estar focalizada en asistencia en salud y alimentación con objetivos nutricionales específicos para las mujeres en todas las etapas y circunstancias de su vida: niñas, adolescentes, adultas y tercera edad; embarazadas, con enfermedades o sanas; así mismo, deben incluir a las mujeres privadas de libertad.
  • Exigir la apertura del canal humanitario que permita activar mecanismos de cooperación internacional para el ingreso de: medicamentos para enfermedades oportunistas, antiretrovirales, fórmulas lácteas para las niñas/os de madres con VIH, reactivos de carga viral y CD4, suplementos nutricionales para mujeres con VIH, preservativos masculinos y femeninos, también medicamentos oncológicos y los denominados de “alto costo”. Deben ser productos que cumplan con los requisitos de calidad y certificados por las autoridades sanitarias, así como también, deben llegar al público a precios accesibles.
  • Implementar mecanismos que permitan exigir al Gobierno Nacional medicamentos que prevengan la muerte de mujeres que no tengan la capacidad de adquirirlos y mantener controladas las enfermedades que se les presentan; haciendo énfasis en las embarazadas precoces, tales como: la hipertensión arterial, el VIH/SIDA, entre otras enfermedades que, con la crisis por escasez de medicamentos en el país, no se consiguen provocando el deterioro de su salud y el de sus hijas/os.
  • Que el Estado active y disponga de recursos financieros para los programas de Salud Sexual y Reproductiva, establecidos en la Norma Nacional de Salud Sexual y Reproductiva destinados a educar, prevenir y atender directamente las necesidades específicas de cada etapa del ciclo de vida de la población, esto implica los programas de salud ginecológica, en salud preconcepcional, en salud natal y perinatal, planificación familiar, atención en climaterio, menopausia, urología y andropausia, violencia contra las mujeres, intrafamiliar y sexual. A fin de evitar la muerte de mujeres por enfermedades prevenibles como: aborto, preclamsia, bajo peso al nacer de sus hijas/os, embarazo adolescente, VIH/SIDA, VPH entre otros.
  • Implementar mecanismos nacionales, regionales y locales de protección social en materia de alimentación y nutrición para las mujeres, adolescentes y niñas con VIH, dada la grave crisis de salud existente en la población venezolana, especialmente reflejada en los altos índices de desnutrición de la infancia que amerita intervención inmediata por el alto costo y carencia de proteínas.
  • Exigir a la Defensoría del Pueblo y al Ministerio del Poder Popular para la Salud estadísticas de salud. Exigir el registro, procesamiento y publicación del Boletín Epidemiológico Semanal donde se difundan estadísticas actualizadas de salud fidedignas por género (morbilidad y mortalidad materna e infantil, embarazos adolescentes, cáncer de cuello uterino y de mamás, entre otros), permitiendo así realizar acciones y/o campañas preventivas, para evitar que se extiendan patologías comunes o peligrosas en la población femenina o infantil.
  • Difundir ampliamente los presupuestos nacionales asignados a las áreas y sectores relacionados con salud de mujeres, niñas y adolescentes, a fin de realizar contraloría social de los mismos.
  • Incluir dentro del Presupuesto Nacional un Programa de Cáncer que cuente con los recursos necesarios para cubrir las necesidades de las mujeres desde la educación para la prevención y acceso a exámenes de detección, acceso a tratamientos durante la enfermedad y cuidados paliativos en aquellos casos que se requieran.
  • Exigir la operativización de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, así como la aprobación y activación de su Reglamento. A fin de permitir la prevención, educación y atención por parte de los órganos gubernamentales y ONG a mujeres, adolescentes y niñas en situación de violencia bajo cualquier expresión.
  • Reactivar la Mesa Técnica Mujer y VIH/SIDA que incluya la elaboración de campañas informativas y preventivas sobre el tema, en los distintos medios de comunicación incluyendo el Metro de Caracas y espacios de otras ciudades del país.
  • Elaborar programas educativos en prevención en sexualidad, exigir la incorporación de la Educación Integral de la Sexualidad en el currículo formal de educación incluyendo la formación docente en sexualidad a nivel nacional.
  • Elaborar y aplicar Programas de Prevención Materno-Infantil del VIH junto con programas de educación sexual; revisar cuidadosamente experiencias de otros países a fin de replicar las más adecuadas para prevenir la propagación de la enfermedad.
  • Establecer alianzas entre las ONG que trabajan el área de salud para presentar proyectos ante embajadas, organizaciones internacionales y organismos multilaterales con miras a ejecutarse en varios estados del país, dirigidos a la atención en salud sexual y reproductiva de las mujeres, adolescentes y niñas.
  • Denunciar, visibilizar y evitar que las mujeres sigan siendo criminalizadas por los casos de muertes y desnutrición infantil ante el público por parte de los medios de comunicación, cuerpos policiales y judiciales.
  • Aplicar ampliamente la Ley Orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y de LOPNNA para la prevención de la violencia en los espacios educativos, a través de los medios de comunicación tradicionales y redes sociales, de la cual son víctimas las niñas, adolescentes y mujeres.
  • Conocer, atender y denuncias la problemática de la venta de niñas, niños y adolescentes, que se produce para su explotación sexual, tráfico de órganos, trabajos forzados, adopción ilegal, matrimonio infantil, utilización para mendicidad y actividades delictivas. Que se acojan las recomendaciones del Comité del Derecho del Niño de la ONU del 2015 en estas materias. Que se generen programas de apoyo a las familias para que mantengan su función protectora. Diseñar programas para la rehabilitación de víctimas. Toma de conciencia para el cambio cultural. Investigación penal para investigar y sancionar a los responsables en el entendido de que esta problemática anteriormente existente, se ha agudizado y exacerbado como estrategia de las familias para enfrentar la emergencia económica que se vive en el país.
  • Documentar y generar evidencias del impacto de la crisis en salud, alimentación y nutrición de las mujeres, capacitar grupos de trabajo para que las ONG que prestan servicios que atienden a mujeres y niñas, puedan documentar y generar evidencias de los impactos de la crisis de salud y nutrición sobre mujeres, adolescentes y niñas en dos niveles:
  1. Daño nutricional, enfermedad y muerte
  2. Estrategias de sobrevivencia indignas e inseguras que las mujeres están usando para solventar la crisis.
  • Crear un subsidio por parte del Estado, para las hijas/os huérfanos de las mujeres víctimas de violencia y de enfermedades prevenibles. El Estado debe asumir su responsabilidad en la manutención del significativo número de huérfanos producto de las muertes de mujeres por violencia y las enfermedades prevenibles.
  • Diseñar una ley que promueva la paternidad responsable, penalice y sancione su incumplimiento como violación de los derechos de las niñas/os y sus madres.

Integrantes de la mesa de trabajo:

Ana Becerra de Cristancho (Estadísticas de Salud)

Beatriz Rodríguez (Fundamujer)

Daniela Ropero (Soy Mujer)

Daysi Ortega Castro (Promujer Sucre)

Delia Mondragón (Alaplaf)

Edglis Torres (Plafam)

Grisbel Escobar (Musas Venezuela)

Griselda Maita (Sunep-SAS)

Ligia García (Salud y familia)

Ludmila Calvo (Senosalud)

Luz Beltrán (OVDHM)

María Gabriela Cuevas (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UCAB)

Nancy Cardozo (Senosayuda)

Ofelia ÁlvarezCardier (Fundamujer)

Susana Raffalli (Asesora independiente en Salud – Nutrición)

Victoria Guarnieri (Fundamujer)